¿Estado plurinacional?

 La fórmula introducida por Pedro Sánchez en la agenda y en el debate político no aparece en ninguna Constitución democrática de Europa

Entre las diversas propuestas y resoluciones aprobadas por el PSOE en su reciente Congreso figura la defensa del supuesto carácter «plurinacional» del Estado Constitucional español. El ‘nuevo’ PSOE se proclama partidario de reformar la Constitución de 1978 para incluir esa fórmula en el artículo 2 del Título Preliminar. Lo primero que conviene recordar es que cualquier reforma de dicho título requiere una mayoría de dos tercios en el Congreso de los Diputados y en el Senado, por lo que sin el concurso del Partido Popular y Ciudadanos, el cambio propuesto nunca podrá prosperar.

Con todo, y en la medida en que Pedro Sánchez ha logrado introducir la cuestión en la agenda y el debate político, conviene realizar algunas observaciones sobre el alcance jurídico-constitucional y político-ideológico de la fórmula «Estado plurinacional». En primer lugar, se trata de una fórmula que no aparece en ninguna Constitución democrática de Europa. En el Derecho comparado, solamente Bolivia y Ecuador se definen en sus respectivas constituciones como estados plurinacionales y ninguno de esos dos países puede ser considerado, seriamente, un modelo a seguir.

En segundo lugar, la propuesta del PSOE se basa en la distinción entre dos conceptos de nación: nación cultural y nación política. La nación política es soberana mientras que las naciones culturales no lo son. Desde esta óptica, junto a la única nación política existente –dotada de soberanía– que es España, habría que reconocer la existencia de un número indeterminado de naciones culturales. Ahora bien, para defender esta interpretación del Estado Constitucional vigente no hace falta llevar a cabo ninguna reforma. El actual artículo 2 ya menciona junto a la «indisoluble unidad de la nación española», titular de la soberanía indivisible, la existencia de «nacionalidades y regiones» a las que se les reconoce el derecho a la autonomía política. La introducción del concepto de «nacionalidades» en el artículo segundo de la Constitución –pese a las razonables objeciones planteadas por el profesor Fraga Iribarne sobre la ambigüedad del término y sus posibles efectos– supuso ya reconocer la existencia de «naciones culturales». Nación cultural es el significado que hay que dar al término «nacionalidad» del artículo 2. El tiempo se ha ido encargando de delimitar el número de estas. Inicialmente no eran muchas, pero el jardín de las naciones ha ido floreciendo. Aragón, por ejemplo, al constituirse en comunidad autónoma, no se consideró nacionalidad sino región, pero con el tiempo, a los dirigentes políticos de la comunidad, región les supo a poco y optaron por convertir la región en nacionalidad. Lo mismo hicieron otras comunidades autónomas. En definitiva, según el artículo 2 en su redacción vigente, España ya es una nación política que reconoce la autonomía de las naciones culturales (nacionalidades). Si esto es lo que de verdad defiende el ‘nuevo’ PSOE, no se comprende que reclame una reforma del artículo 2.

Ahora bien, aunque la Constitución de 1978 reconozca la existencia de una serie de naciones culturales, España no es un «Estado plurinacional». Y no puede serlo porque como Estado democrático es un Estado de ciudadanos y no de naciones. La fórmula propuesta por el PSOE para contentar a las fuerzas políticas nacionalistas supone considerar a las naciones como elementos constitutivos del Estado. En esto consiste el verdadero alcance del término «Estado plurinacional». La existencia de naciones culturales ya está reconocida por la Constitución vigente, lo que no lo está es la consideración de las mismas como elementos constitutivos del Estado.

Esta es la contradicción intrínseca de la propuesta socialista. Cuando dicen que defienden la concepción de España como una única nación política, parecen olvidar el significado ideológico de la ‘nación política’. La nación política no es solo la nación soberana, sino sobre todo la ‘nación cívica’, es decir, la nación compuesta por ciudadanos libres e iguales en derechos. Y esa nación cívica –que es el presupuesto del Estado Constitucional– es incompatible con cualquier definición del Estado como plurinacional. Para decirlo con mayor claridad y contundencia: el Estado Constitucional es un Estado integrado por ciudadanos (iguales) y no por naciones (diversas). No es la soberanía sino la libertad y la igualdad lo que está en juego. Además, la definición constitucional del Estado como plurinacional obligaría a precisar el número de naciones que lo integran. Hoy esto no es necesario porque, al no ser las nacionalidades elementos constitutivos del Estado, su número puede variar y varía sin consecuencias prácticas. La reforma propuesta por el ‘nuevo’ PSOE plantearía un problema político fundamental. Como ha advertido el exvicesecretario general y exvicepresidente del Gobierno socialista Alfonso Guerra, uno de los más lúcidos y consecuentes representantes del ‘viejo’ PSOE, también los ciudadanos de Cartagena podrían definirse como «nación». Y los de León, y los de La Gomera, etc. El Estado plurinacional se configura así como un expediente que desemboca necesariamente en el caos.

En definitiva, el ‘nuevo’ PSOE ha sacado del desván de la historia, uno de los artilugios más empolvados y viejos del pensamiento reaccionario y conservador: la noción romántica e historicista de nación, definida por elementos culturales y sentimentales, y que ha sido siempre combatida por la izquierda consecuente preocupada por la igualdad y por construir estados (más que naciones) de ciudadanos libres.

Autor: Javier Tajadura

Fuente: http://www.elcorreo.com/temas/personajes/pedro-sanchez-secretario-general-del-psoe.html

4 comentarios en “¿Estado plurinacional?

  1. No hay ningún Estado que se haya secesionado de otro, en cuya constitución se declarara indivisible sin guerra por medio:
    ►CONSTITUCIÓN DE FRANCIA. Art 1: “Francia es una República indivisible, laica, democrática…’’.
    ►CONSTITUCIÓN DE ITALIA: Art.5. “La República, una e indivisible, reconoce y promoverá las autonomías …”
    ► PORTUGAL .Art. 51. “Ningún partido será constituido con programa que tenga naturaleza regional”
    ► FINLANDIA. Art. 4. “El territorio de Finlandia es indivisible.”
    ►BULGARIA: Art. 2.2 “La integridad territorial de Bulgaria es inviolable.”
    ►NORUEGA: Art. 1 : “El Reino de Noruega es un Estado indivisible e inalienable”
    ►ESTONIA:Art. 2. “El territorio, las aguas y el espacio aéreo son un todo inseparable e indivisible”
    ►CHIPRE: Art 185. 1. “El territorio de la República es uno e indivisible”
    ►REPÚBLICA CHECA: Artí 11. “El territorio de la República Checa forma un conjunto indivisible.”
    ► LUXEMBURGO: Art 1. ‘’El Gran Ducado de Luxemburgo forma un Estado libre e indivisible.’’
    ►ESLOVENIA: Art. 4. “Eslovenia es un Estado unitario e indivisible.”
    ►ESLOVAQUIA: Art 3. “El territorio de la República Eslovaca es único e indivisible.”
    ►RUMANÍA: Art.1.“Rumania es un Estado soberano unitario e indivisible”
    ►TOGO: Art. 23 «La République Togolaise est une et indivisible».
    ►BENÍN: Art. 2. ‘’La República de Benin es una e indivisible, secular y democrática”
    ►REPÚBLICA DEMOCRÁTICA DEL CONGO. Art 1º: ‘’La République Démocratique du Congo est un Etat de droit, indépendant, souverain, uni et indivisible’’.
    ►COSTA DE MARFIL: Art 30: «La République de Cote d’Ivoire est une et indivisible, laïque, démocratique et sociale».
    ►GUINEA: Art premier. ’’La Guinée est une République unitaire, indivisible, laïque, démocratique et sociale’’.
    ►YIBUTI:Art. 1º ‘’L’État de Djibouti est une République démocratique souveraine une et indivisible.’’
    ►CHAD: Art. 1º «Le Tchad est une République souveraine, indépendante, laïque, sociale, une et indivisible…»
    ►REPÚBLICA CENTROAFRICANA: TITRE II.Art.18 :“La République Centrafricaine est un Etat de droit, souverain, indivisible, laïc et démocratique.”
    ►MADAGASCAR: Título Primero: “ Nadie puede socavar la integridad territorial de la República.’’
    ►GUINEA ECUATORIAL: Art.3 : ‘’El territorio nacional es inalienable e irreductible.’’
    ►RUSIA. Art. 5: “La Federación Rusa está basada en su integridad territorial,…”
    ►MÉXICO : Art. 2. ‘’La Nación Mexicana es única e indivisible.’’
    ►REPÚBLICA DOMINICANA. Art 5. “La Constitución se fundamenta en la indisoluble unidad de la Nación”
    ►ECUADOR. Art. 4 “El territorio de Ecuador es irreductible e inviolable. Nadie atentará contra la unidad territorial ni fomentará la secesión”
    ► NICARAGUA Art. 3.- ‘’El territorio y la soberanía son indivisibles e inalienables”
    ►PARAGUAY .Art 1: “… Se constituye en Estado social de derecho, unitario, indivisible, y descentralizado.”
    ►CONSTITUCIÓN DE BRASIL. Art. 1. “La República Federal del Brasil, formada por la unión indisoluble de los Estados y Municipios y del Distrito Federal.”
    ►PERÚ. Art 43°.- “La República del Perú es democrática, social, independiente y soberana. El Estado es uno e indivisible.”
    ► II REPÚBLICA ESPAÑOLA: Título 1º .Art. 8º. “El Estado español, dentro de los límites irreductibles de su territorio actual…”
    ► La del 78. Art 2. “La Constitución se fundamenta en la indisoluble unidad de la Nación española, patria común e indivisible de todos los españoles”
    ► ETC, ETC, ETC
    ►Y así TODOS menos Canadá, ÚNICO país cuya constitución no tiene ningún artículo que haga referencia a su indivisibilidad, y Reino Unido que al no tener constitución escrita lo decide todo su parlamento. En los demás habría que reformar primero la constitución. Nadie lo ha hecho.
    ►No hay ningún Estado que se haya secesionado de otro en cuya constitución sus ciudadanos se declarara indivisible sin haber provocado un conflicto bélico.

    Me gusta

  2. Quizá pudiera ser interesante para cualquier debate sobre esta cuestión recordar lo que fue nuestro debate constitucional y el significado del término “nacionalidades” en el artículo 2 de la vigente Constitución.

    Así, recordando aquel debate, recordaríamos que ya se señaló que el reconocimiento de la plurinacionalidad de España era un acto de innovación. Como muestra, un botón, aunque cualquiera que recurra a las actas del Congreso podrá encontrar otros muchos:

    Paredes Grosso por UCD, sesión del 12 de Mayo de 1.978
    “Por eso me parece que el fin trascendente de esta Constitución es resolver ese gravísimo problema, llámesele forma de Estado o llámese simplemente reflexión sobre la naturaleza de España. Creo que para eso tenemos que ser creativos, tenemos que tener flexibilidad
    en los conceptos y tenemos que reivindicar el derecho de una nación soberana, como España, a ejercer una de sus más antiguas costumbres, como es innovar en el terreno de las instituciones políticas.”

    Así pues, la falta de precedentes en otros ordenamientos no es un argumento en contra de la “plurinacionalidad”, ya que los propios constituyentes eran conscientes de ello, lo resaltaron, resaltaron que se trataba de una innovación y que iban a llevarla adelante.

    Lo que nos llevaría a la cuestión fundamental ¿Qué significado tuvo para los constituyentes el término “nacionalidades” en el artículo 2? ¿Aprobaron los constituyentes que España era una “nación de naciones”?

    Gregorio Peces Barba, por el PSOE sesión del 16 de Mayo de 1.978
    “Y eso se debe a que entendemos que este problema de la bandera, en tan
    to en cuanto regula la enseña nacional o del Estado, de la nación de naciones, y al mismo tiempo regula la posibilidad de la existencia de las enseñas de las nacionalidades y regiones, nos deja suficientemente satisfechos.”

    Se establece en primer lugar el nivel, España, como la comunidad, como la nación que se constituye, o se organiza en una determinada estructura política; ;la sociedad política, el proyecto de finalidad o de organización que es un Estado social y democrático de derecho. Esto me permite, al hilo de la defensa, y oponiéndome a la enmienda del señor Carro, observar que la existencia de España como nación no excluye la existencia de naciones en el interior de Espada; naciones-comunidades, pero que la existencia de estas naciones-comunidades no debe llevarnos a una
    aplicación rígida del principio de las nacionalidades tal como se formuló por los liberales en el siglo XIX, de que cada nación debe ser un Estado independiente.
    Esta formulación, que es, a nuestro juicio,
    regresiva y anticuada, no debe defenderse, y por eso está perfectamente establecida la comunidad superior, la nación de naciones que es España, que se organiza como un Estado social y democrático de derecho y se produce Ia vinculación de la comunidad que es España a la sociedad que es el Estado social y democrático de derecho …”

    El mismo Gregorio Peces Barba en la sesión del 9 de Mayo

    “Hemos oído también al mismo señor Diputado que es imposible la existencia de una nación de naciones o de nacionalidades. Nosotros entendemos que el concepto de nación no es algo que se pueda acuñar a voluntad, no es algo que sea una reflexión, porque si
    fuera una reflexión o una finalidad a cumplir estaríamos en el ámbito de las sociedades que, desde Tennis, se han distinguido perfectamente de las comunidades en las cuales las realidades comunitarias se crean por el transcurso del tiempo, por la realización de una serie de creencias comunes, en definitiva,
    por algo que es independiente de nuestro designio, por algo en lo cual nacemos, independientemente de nuestra voluntad.
    Creo que se debe tener en cuenta de ahora en adelante esa distinción entre comunidad y sociedad para que no se pueda insistir en la tesis, a nuestro juicio errónea, de que nación no existe más que una, como si eso fuera algo que se pudiera afirmar taxativamente. Naturalmente que la existencia de diversas naciones o nacionalidades no excluye, sino todo lo contrario, hace mucho más real y más posible la existencia de esa nación que para nosotros es fundamental, que es el con-
    junto y la absorción de todas las demás y que se llama España.”

    ARIAS SALGADO, por UCD, sesión del 12 de Mayo de 1.978
    “Es cierto, como decía Max Weber, que <>. Pero el concepto de nación, entendido de este modo, tiene un mero valor empírico que se limita a constatar que la idea de nación está vinculada a la organización política. Deja, en efecto, sin respuesta dos cuestiones fundamentales: cuándo un pueblo es una nación con aptitud para reclamar su propia organización política soberana, y qué tipo de organización o grado de poder es inherente a la nación. Porque es lo cierto que, aun cuando puede establecerse una correlación entre nación y Estado, tal correlación carece de valor absoluto. Hay naciones, O pueblos con sentimiento nacional, que no han llegado a constituirse en Estado y han aceptado integrarse y convivir en una estructura nacional superior y diferenciada.
    Y es que el sentimiento nacional es empíricamente multivoco. La experiencia nos demuestra la variedad de sus fundamentos y significados y la subsiguiente diversidad de sus consecuencias historias y de su proyección
    en en términos de poder político. En verdad,
    el concepto de nación, en su contenido concreto, es variable para cada pueblo, cuya cohesión y singularidad, de intensidad desigual, resultan de factores distintos. Y, correlativamente, también es variable su aptitud y voluntad para organizarse políticamente.”

    Miguel Herrero de Miñon, por UCD, sesion del 5 de Mayo de 1.978
    “De esta definición de la nación, que ha sido la única capaz a través de la historia de soportar la prueba de sangre de la revolución y de la guerra, de esta concepción de la nación, se deducen dos consecuencias fundamentales: por una parte, existe un principio nacional allí donde existe una conciencia de la
    propia e infungible peculiaridad ; por otra, la voluntad de vivir juntos no es excluyente: puede articularse o graduarse en círculos concéntricos y no es precisamente la menor de las características de la Gran Nación española el que haya podido afirmarse como tal. Nación y nadie dudará de que España es una nación, puesto que existe la voluntad de vivir juntos de los españoles todos y los diferentes pueblos que la integran tienen razones suficientes para haber sentido en común el orgullo y la humillación de haber surgido como tal nación, digo, sin haber destruido otras identidades nacionales que coexisten en su seno. ”

    Manuel Fraga, por Alianza Popular, en la misma sesión del 5 de Mayo

    “Y no es el momento de volver sobre el hecho indiscutible de que nación y nacionalidad es lo mismo; ni de recordar los riesgos gravísimos de abrir cauces a la aplicación del llamado principio de las nacionalidades, con las inevitables consecuencias de un pretendido derecho a la autodeterminación y a un Estado propio. ”

    El texto Constitucional incorporó el término “nacionalidades” con la expresa intención de recoger la plurinacionalidad de España: la España “nación de naciones”. Pocos asuntos fueron debatidos con mas encono y profundidad a lo largo de las distintas sesiones y menos aún sufrieron tantas presiones externas a los constituyentes. Aún así, se aprobó. Y se aprobó con el apoyo concreto y específico a esa configuración de España por parte de esa “vieja guardia socialista”… y con el de la “vieja guardia” de UCD

    En cuanto a la supuesta imposibilidad de compaginar un estado constitucional con la plurinacionalidad, cabe recordar que el primer estado constitucional de la historia era, no ya plurinacional, sino pluriestatal.

    Me gusta

  3. Jara Lezo dice:
    30 Junio, 2017 a las 16:04
    No hay ningún Estado que se haya secesionado de otro, en cuya constitución se declarara indivisible sin guerra por medio

    ¿Y ese es un motivo para mantener la declaración de indivisibilidad del estado en la Constitución o para retirarla?

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s