Carta a un independentista no fanático

Amigo: Imagino que para ti todo esto debe resultar al menos perturbador. No lo sé, depende, supongo, de que tengas un legítimo sentimiento o un fanatismo desbordado. En el segundo caso, no sigas leyendo esta carta que solo intenta ser una reflexión. Es que no resulta nada fácil entenderte no a ti, que crees en lo que crees, sino a los políticos que, a estas alturas, reconocen algo que se les había dicho desde hace mucho tiempo y desde muy distintos foros: la DUI —al margen de sentimientos— no tenía ningún futuro y ellos siempre lo supieron.

¿No sabían que no había una mayoría social suficiente en Cataluña para respaldar la independencia? Lo supieron siempre pero lo reconocen ahora. ¿No sabían que el Govern no estaba preparado para desarrollar la república catalana? Claro que lo sabían, pero Sergi Sabriá nunca lo dijo hasta después del fracaso. ¿No sabía el presidente Puigdemont que había soluciones diferente a la independencia? Lo sabía, pero solo lo ha dicho desde esa vergonzosa huida a Bruselas. ¿No sabía la presidenta Forcadell que estaba saltándose todas las leyes y que la declaración de la presunta república no podía ser más que política o simbólica pero nunca legal? Lo sabía, pero protagonizó y consintió las dos jornadas más bochornosas en un parlamento que se suponía democrático.

Pero hay más, amigo independentista: sabían, porque las grandes empresas se lo habían dicho muchas veces, que si seguían con la DUI, tendrían que trasladar sus sedes. Lo sabían pero se empeñaron en engañar a la gente asegurando que nada de eso ocurriría.

También sabían que la UE, por mucho que adornara algunas veces su verdad con la palabra ‘diálogo’, no iba a reconocer ni un centímetro de independencia unilateral en su territorio. Lo sabían, pero machaconamente insistieron una y otra vez en que Cataluña seguiría dentro de la UE y hasta que podría vivir al margen de ella. Y no. Sabían que había un artículo, el famoso 155, que se podía aplicar en cualquier momento y no tenían más plan B que el desconcierto y/o la huida. Y sabían que en el Congreso de todos los españoles —al que siguen yendo en busca de su minuto y su minuta los que se consideran ya independientes— más del 80% se iban a oponer a la extravagancia de Puigdemont.

Mira, amigo, yo de ti me lo pensaba sin renunciar a tus ideas, pero es que no se improvisa una república ni aun con mili obligatoria. Yo me siento insultado por la corrupción del PP, desengañado con el PSOE y defraudado con Podemos. ¿Cómo te sientes tú?

Autor: Andrés Aberasturi

Fuente: http://amp.20minutos.es/opiniones/andres-aberasturi-carta-independentista-no-fanatico-3189029/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s