Fernando Savater: “O gana el separatismo o gana Europa”

Fernando Savater ha escrito por un compromiso de amor con su mujer (fallecida) este panfleto potente y sulfuroso: Contra el separatismo (editado por Ariel). Nada que no haya dicho antes, pero todo dispuesto aquí de un modo impetusoso. En el prólogo lo explica: el panfleto es «un libelo difamatorio», según la RAE. «Opúsculo de carácter agresivo». Esto mismo que lanza con vocación de hacer ver a quien quiera asomarse qué sucede ahí afuera. Qué peligros trae el secesionismo. Dónde estamos. Dónde no debiéramos llegar. Esto no es un programa ni una bandera, son ideas. Certezas, daños e ideas. Savater es uno de los pensadores necesarios de las últimas décadas en España. Gusta más o menos, pero se mancha. Baja al barro. Se implica. Y piensa. Y sugiere. Y advierte. El separatismo (sus derivados y sus fantasmas) es desde hace décadas uno de sus campos de acción y reflexión. En 1978 publicó el Panfleto contra el todo. Casi 40 años después regresa a la hoja furiosa.

 P. ¿Qué queda en sus ideas de aquel primer panfleto suyo?

R. Poco. Hay muchas diferencias. Aunque sigo atento a los ciclos políticos y cívicos del país en que vivo. Es un instinto de protección. Quiero que mi país avance y que lo habitemos unos ciudadanos dignos de ese nombre. Y lo quiero porque me conviene para vivir mejor. Los intelectuales que no se manchan o no bajan a la realidad es porque no saben qué decir.
P. En No te prives exhortaba a los ciudadanos a hacer uso de sus derechos. ¿Lo hicimos?
R. Plenamente creo que no. Aquel libro es un antecedente directo de este panfleto de ahora. No pretendo convencer a los separatistas de que no lo sean, sino dar argumentos a los que no lo son para que defiendan sus derechos. En los debates y foros se censura mucho a los separatistas, pero no se ofrece una visión de lo que en verdad vamos a perder si gana la idea de que son los territorios los que otorgan la ciudadanía y no son los ciudadanos quienes la conforman.
P. ¿Qué diferencia al nacionalismo del separatismo?
R. El nacionalismo tiene mucho de sentir los colores, el apego a lo cercano, a los paisajes de la infancia… Esa parte afectiva es la más grata. Pero luego está el nacionalismo que provocó en Europa dos guerras mundiales. Y de ahí se llega, insistiendo en ciertas emociones, al supremacismo que busca derribar todo en nombre de la superioridad de unos pocos contra los demás. Si eso lo hicieran los millonarios que se niegan a pagar impuestos se armaría un lío tremendo, pero cuando lo perpetran unos señores a los que les hace ilusión ser independientes parece que deben de ser bendecidos, sobre todo por una parte de la izquierda.
P. No toda la izquierda.
R. La izquierda española en general. Es algo insólito en Europa. En Italia, por ejemplo, todo el mundo sabe quién es Umberto Bossi o qué significa en la Bélgica flamenca la ciudad de Amberes, que es un centro de la extrema derecha. El nacionalismo español, sin embargo, presenta la anomalía de tener a la izquierda cerca. Es algo que viene de la presunta lucha de los nacionalistas contra el franquismo. Pero olvidamos que en el antifranquismo no todos eran progresistas ni de izquierdas. Y a esto hay que sumar el ramalazo antisistema de la izquierda española.
P. Entonces el separatismo…
R. Es el gremlin mojado del nacionalismo. Empiezas a juguetear con un nacionalismo más o menos simpático y poco a poco te da por perseguir a judíos o invadir Polonia, como dice Woody Allen.
P. En el caso de Cataluña la prensa internacional ha sido de gran ayuda al separatismo.
R. Eso es muy grave. Estamos obsesionados con la conspiración rusa para favorecer a Puigdemont, pero las falsas noticias más dañinas vienen de la prensa francesa, inglesa o alemana.
P. ¿Qué batalla ha ganado el separatismo?
R. En gran medida, esa de la comunicación. Ha cuajado la estupidez de la identidad de las regiones y, como escribió Ortega antes de la Guerra Civil, España es un lugar donde la gente está orgullosa de su pueblo pero detesta su país. Ganado ese discurso, tienen mucho camino andado. Espero que no ganen en lo demás, porque es increíble la cantidad de tonterías que se dijeron por el encarcelamiento de los miembros del Govern. Afortunadamente, el 155 ha sido mano de santo.

P. ¿En qué sentido?

R. Pues, por ejemplo, a Junqueras lo llevó a prisión pero a Carme Forcadell ya no. Quiero decir: dio un paso atrás. Para eso también sirve la cárcel, para cambiar los discursos. El problema no es aplicar las leyes, sino dejar de aplicarlas. En el separatismo, en la corrupción y en cualquier ámbito de la vida.

P. Ya que la cita, uno de los puntos de presión independentista es la corrupción de los partidos mayoritarios.
R. Y lo dicen los responsables de la autonomía española peor gestionada. La familia Pujol y el 3% es un récord de su desfalco. Mucho más que en otras regiones españolas. El nivel de corrupción de Cataluña es el mayor de este país. Y no descalifico, constato.
P. ¿Qué hemos perdido en este camino?
R. El miedo a la aplicación de las leyes. Es tremendo que algunos digan que la aplicación de ciertas normas es lo que nos asemeja a una dictadura. En fin.
P. ¿No le inquietan las banderas en los balcones?
R. Las banderas son una señal. Sentir animadversión por una bandera es como sentirla por un semáforo.
P. ¿No parece lo mismo?
R. Y no lo es, pero un semáforo marca algo importante para el ciudadano. Y la bandera también.
P. ¿Qué marca?
R. El lugar donde no sólo gozas de un derecho, sino que puedes exigirlo. Vivir obsesionado por las banderas es señal de inseguridad, pero la enfermedad cívica es sentir pavor por tu bandera.
P. ¿Cuál cree que será el último paso del separatismo?
R. No soy optimista en este asunto y creo que pagaremos un precio alto (económico y anímico), pero el separatismo desaparecerá.
P. ¿Y si no?
R. O gana el separatismo o gana Europa. Lo lamentable es que aunque ellos no vayan a ganar, todos vamos a perder.

Autor: Antonio Lucas
Fuente: https://amp.elmundo.es/cultura/literatura/2017/11/21/5a133155268e3e78058b45cb.html

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s