‘A la ministra Celaá: algunos matices sobre el sistema de inmersión lingüística obligatoria’

Hace mucho tiempo que existen en Cataluña voces, sistemáticamente silenciadas, que denuncian, con argumentos muy sólidos, los abusos lingüísticos del nacionalismo, particularmente en el ámbito de la enseñanza.

El pasado miércoles defendía usted en el Congreso el sistema de inmersión lingüística. Siendo más precisos, el sistema de inmersión lingüística obligatoria para los castellanohablantes, que es de lo que realmente se trata. Porque los catalanohablantes, obviamente, estudian en su lengua materna.

Para fundamentar su afirmación, aportaba datos de las calificaciones de las pruebas de acceso a la Universidad de Lengua Española en diversas comunidades, subrayando que los resultados en Cataluña son muy similares a los del resto del país. Se trata de una comparación que carece de validez, sencillamente porque las pruebas son diferentes. A la vez, ¿cree usted que, a efectos de conocimiento de una lengua, puede producir el mismo resultado impartirla dos horas por semana que contar con ella como lengua vehicular? En todo caso, para profundizar en este tema, le recomendamos el excelente artículo del profesor Iván Teruel Falacias y sesgos: el nivel de castellano de los alumnos catalanes.

Pero, al margen del mayor o menor nivel de conocimiento del español que tengan los estudiantes catalanes, queremos pedirle que reflexione sobre otra dimensión de la inmersión: el impacto que en la sensibilidad de un menor y en la percepción social tiene el hecho de que la escuela (toda la Administración en general) margine por completo a una de las lenguas oficiales, convirtiéndola en residual, hasta el punto de que un enorme número de centros educativos en Cataluña están plagados de pancartas que rezan Per un país de tots, l’escola en català (Por un país de todos, la escuela en catalán). ¡Pruebe a teclear esta frase en Google o a visitar el conocido blog de Eduardo González Palomar. ¿Cómo se puede hablar de modelo de cohesión social e invadir el espacio público con un lema tan excluyente? ¡Por un país de todos, Ministra Celaá, la escuela, en las lenguas de todos!

España es el único país de la Unión Europea donde una lengua oficial (en este caso, el español) no es vehicular en los centros educativos de una parte de su territorio. Además, esto sucede en contra de la legislación vigente, como reiteradamente han sostenido los tribunales. Y para colmo, ocurre con la connivencia de partidos como el suyo que dicen ser absolutamente respetuosos con la legalidad. Le recordamos, Ministra, que recientemente la Comisión de Peticiones del Parlamento Europeo, atendiendo a una queja de la Asamblea por una Escuela Bilingüe de Cataluña, ha enviado una carta a la Generalitat preguntando por qué no se respeta el mínimo del 25% de horas lectivas en español que exigen las sentencias judiciales.

Es imposible que los mantras de la inmersión se sostengan por mucho más tiempo. El sistema es aberrante. Los índices de fracaso escolar son mucho mayores entre los castellanohablantes. Las encuestas que se han realizado afirman que los catalanes rechazan ampliamente la enseñanza monolingüe. Los defensores del denominado “derecho a decidir” siempre se han negado a preguntar por esta cuestión en las encuestas oficiales. ¡Por algo será!

Los creadores del Per un país de tots, l’escola en català dicen ahora que “la escuela catalana (en lengua y contenidos) no se toca”. ¡No vaya a ser que, al revisar el modelo, se haga demasiado visible el esperpento!

Los que creemos que la escuela, como cualquier otra realidad social, ha de estar expuesta a críticas y revisiones permanentes (¡un requisito imprescindible para la evolución del conocimiento!) le pedimos, Ministra Celaá, que antes de volver a pronunciarse sobre el sistema educativo catalán escuche también a quienes lo viven y lo cuestionan. Le dejamos, para empezar, con el testimonio de tres padres que alzaron su voz en el Parlamento Europeo tras haber sufrido un auténtico acoso por parte de vecinos, centros educativos, entidades sociales, organizaciones políticas nacionalistas y hasta periodistas por reclamar unas horas más de enseñanza en español para sus hijos. Esto está ocurriendo en Cataluña y es responsabilidad del Gobierno de Espña adoptar cuantas medidas sean necesarias para ponerle fin.

Isabel Fernández Alonso

Profesora Titular de Comunicación

Universidad Autónoma de Barcelona

Alfonso Valero

Principal Lecturer

Nottingham Law School

Antonio Hermosa

Profesor Titular de Filosofía

Universidad de Sevilla

Camilo José Cela

Profesor Emérito

Universidad de las Islas Baleares

Antonio Guillamón Fernández

Profesor Emérito de Psicobiología

Universidad Nacional de Educación a Distancia

Mauricio Suárez

Catedrático de Lógica de la Universidad Complutense de Madrid

Research Associate en la London School of Economics

Montserrat Ginés Gibert

Profesora Titular jubilada de Tecnología y Cultura

Universidad Politécnica de Cataluña

José A. Olmeda

Catedrático de Ciencia Política

Universidad Nacional de Educación a Distancia

Mikel Arteta

Doctor en Filosofía Moral y Política

Carlos Vidal Prado

Catedrático de Derecho Constitucional

Universidad Nacional de Educación a Distancia

José J. Jiménez Sánchez

Profesor Titular de Filosofía del Derecho

Universidad de Granada

José María Rosales Jaime

Catedrático de Filosofía Moral y Política

Universidad de Málaga

Pedro Tent Alonso

Profesor Asociado de Derecho Internacional Privado

Universidad de Valencia

Rafael Dobado González

Catedrático de Historia e Instituciones Económicas

Universidad Complutense de Madrid

Correspondiente de la Real Academia de la Historia

Fernando Vadillo

Profesor Titular de Matemática Aplicada

Universidad del País Vasco

Luis Miguez Macho

Catedrático de Derecho Administrativo

Universidad del País Vasco

José Torné-Dombidau y Jiménez

Profesor Titular de Derecho Administrativo

Universidad de Granada

Presidente del Foro para la Concordia Civil

Rafael Arenas

Catedrático de Derecho Internacional Privado

Universidad Autónoma de Barcelona

Julio Carabaña

Catedrático Emérito de Sociología de la Educación

Universidad Complutense de Madrid

Javier Roldán Barbero

Catedrático de Derecho Internacional Público

Universidad de Granada

Alfonso Ruiz Miguel

Catedrático de Filosofía del Derecho

Universidad Autónoma de Madrid

Antonio Peña Freire

Profesor Titular de Filosofía del Derecho

Universidad de Granada

Eduardo Butragueño Cerviño

Profesor Titular jubilado de Historia de la Filosofía

Universidad de Barcelona

Javier Fernández Sebastián

Catedrático de Historia del Pensamiento Político

Universidad del País Vasco

Carlos Martínez Gorriarán

Profesor Titular de Estética y Teoría de las Artes

Universidad del País Vasco

Juan Ramón Fernández Torres

Catedrático de Derecho Administrativo

Universidad Complutense de Madrid

Leonor Zozaya Montes

Ayudante Doctor

Universidad de Las Palmas de Gran Canaria

Mercè Vilarrubias

Lingüista y escritora

Gorka Maneiro

Portavoz de la Plataforma Ahora

Félix Ovejero

Profesor Titular de Filosofía Política

Universidad de Barcelona

Roberto Villa García

Profesor Titular de Historia Política

Universidad Rey Juan Carlos de Madrid

Juan Antonio García Amado

Catedrático de Filosofía del Derecho

Universidad de León

Ángela Herrero

Antropóloga

Rafael Palomino

Catedrático de Derecho Eclesiástico del Estado

Universidad Complutense de Madrid

Carlos Silva

Catedrático de Inglés

Instituto Obispo Berenguer de Hospitalet de Llobregat

Nuria Plaza Carrero

Profesora de Filología Hispánica

en Programas Universitarios Estadounidenses de Study Abroad

José Domingo

Presidente de Impulso Ciudadano

Ana Losada

Presidenta de la Asamblea por una Escuela Bilingüe de Cataluña

José Javier Olivas Osuna

Investigador postdoctoral en Conflict and Civil Society Research Unit

London School of Economics

Ángel Caminero Gómez

Profesor Titular de Psicobiología

Universidad Nacional de Educación a Distancia

Miguel Ángel Quintana Pérez

Profesor Titular de Filosofía Moral y Política

Universidad Europea Miguel de Cervantes

Fuente: http://www.elmundo.es/opinion/2018/07/14/5b49da03ca4741873c8b4589.html

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s